VERANO 2019

Pueblos bonaerenses: una oferta del turismo comunitario

El Hotel Pipinas, Copetonas en Tres Arroyos, Uribillarea, Saldungaray, Carlos Keen, Villa Ruiz son algunos de los casos exitosos que han logrado mantenerse en el tiempo. Foto Archivo
El Hotel Pipinas, Copetonas en Tres Arroyos, Uribillarea, Saldungaray, Carlos Keen, Villa Ruiz son algunos de los casos exitosos que han logrado mantenerse en el tiempo. Foto Archivo

La Plata, 05 Ene (ANSOL/InfoGEI).- En el año 2008 fue creado el Programa “Pueblos turísticos” que aún continúa desarrollándose como medio para dar visibilidad y también desarrollo y trabajo genuino a comunidades del interior de la Provincia de Buenos Aires.

El Hotel Pipinas, Copetonas en Tres Arroyos, Uribillarea, Saldungaray, Carlos Keen, Villa Ruiz son algunos de los casos exitosos que han logrado mantenerse en el tiempo, y que son un modelo para que pueda repetirse en otros puntos de la Provincia donde también pueden generarse puestos de trabajo y desarrollo a través de los programas de turismo cooperativo y comunitario.

Claudia Díaz, Jefa del Departamento de Turismo Comunitario y también socia fundadora del Hotel Cooperativo de Pipinas, explicó a Ansol que “este turismo es distinto al tradicional, porque se organiza de diferente manera. Se hace de abajo hacia arriba y las inversiones y la planificación se realiza con los habitantes. En el tradicional vienen los inversores y ponen los hoteles, los restaurantes y se arma el destino turístico. De esta manera lo que proponemos es una actividad que tiene dos conceptos claves: la sustentabilidad y la equidad y la forma de organización es la que garantiza esos dos conceptos”.

También argumentó que “la propuesta “Turismo de base comunitaria” fue creado en el año 2008, en base a la experiencia que teníamos de Pipinas y el diálogo que veníamos realizando desde otras localidades y también en base a un movimiento político denominado “pueblos que laten”, acercamos al gobierno la propuesta de tener un programa específico de turismo comunitaria para las pequeñas localidades, y la propuesta fue aceptada y los empezamos a implementar. Básicamente consiste en un diagnóstico y en una planificación participativa con los habitantes de la comunidad. Nosotros lo que hacemos es capacitar a los habitantes para que puedan dar la prestación turística de alojamiento, gastronomía o guías o también la puesta en valor de sus historias: la estación del ferrocarril, etc. y la cantidad de historias que hay”

Esta nueva forma de desarrollar el turismo tiene como ejes fundamentales el cuidado y la preservación del medio ambiente; la discusión, debate y participación de los integrantes y sectores de cada una de las comunidades; y la recuperación del acervo histórico, arquitectónico y cultural de los pueblos bonaerenses desperdigados por la multiplicidad de climas y geografías que ofrece la provincia. (InfoGEI) Mg

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

COMENTARIOS