GRAVE DENUNCIA

La decisión de convertir el aeropuerto de El Palomar en internacional, atenta contra la seguridad aérea

A partir de este mes esta dependencia será internacional, incrementando fuertemente la actividad en un espacio aéreo ya saturado, lo que afecta la seguridad aérea, aseguró la Asociación Técnicos y Empleados de Protección y Seguridad a la Aeronavegación (ATEPSA).

El Área Terminal BAIRES está colapsado, con un promedio de 48 movimientos por hora, con picos de más de 60/h. Foto VíaBuenosAires/InfoGEI
El Área Terminal BAIRES está colapsado, con un promedio de 48 movimientos por hora, con picos de más de 60/h. Foto VíaBuenosAires/InfoGEI

La Plata, 04 (InfoGEI).- Los servicios de navegación aérea en la República Argentina están actualmente saturados y no existe un plan de mitigación para los problemas que se generarán como consecuencia de las operaciones de Norwegian, Jetsmart y Flybondi.

Este incremento de tránsito no solo eleva la carga laboral del personal de todos los aeropuertos afectados al servicio de control de tránsito aéreo sino que además representa un peligro para la seguridad de las operaciones.

El Aeropuerto de El Palomar, que a partir de este mes será internacional, se encuentra dentro del área de aproximación de los Aeropuertos Internacionales, Aeroparque y San Fernando, con 375  y 113 movimientos promedio diarios, respectivamente, donde las sendas de aproximación y trayectorias de despegue -según la pista que se utilice- se cruzan al momento de arribar o despegar de ambas estaciones aéreas.  En este nuevo escenario se espera que en El Palomar, se coordine el doble de movimientos diarios de los que se registraban en 2017.

Por otra parte, en las proximidades de El Palomar, se encuentra el aeródromo de Morón -cuyo circuito de tránsito es lindero al de El Palomar- registra 208 movimientos promedio diario y es además sede de diversas escuelas de vuelo. Además, limita con el Aeródromo privado de Campo de Mayo, sede de la formación de pilotos de helicóptero de las FFAA y de Seguridad. Como si fuera poco, las operaciones de Palomar se encuentran dentro de la jurisdicción de la Torre de Control de Aeroparque, la cual brinda aproximación no solo a Aeroparque sino también a San Fernando, El Palomar y Campo de Mayo. 

Terminal colapsada

Gran parte del movimiento aéreo mencionado confluye cual embudo en el Centro de Control de Área de Ezeiza, más concretamente en el terminal. El Área Terminal BAIRES está colapsado, controlando actualmente un promedio de 48 movimientos por hora, con picos de más de 60/h. Estamos hablando de la separación de una cantidad considerable de aeronaves y de miles de pasajeros, realizada por 1 solo operador y en una misma frecuencia, la cual habitualmente sufre interferencias. En condiciones normales el Área Terminal BAIRES no debería abarcar más de 8 aeronaves en simultáneo, no obstante, en nuestro país y en el marco de la Revolución de los Aviones, se vulnera permanentemente dicho límite, llegando incluso a duplicarlo.

Situación grave

“La situación es grave. En las condiciones de trabajo actuales hay riesgos que deben ser solucionados de manera urgente. Las medidas de mitigación ante semejante carga de trabajo no llegan y, lo que es más alarmante, el tránsito se incrementa sin considerar acciones que contemplen la seguridad de las operaciones y el factor humano. Nuestra posición no se vincula con la operatoria de ninguna empresa de transporte aéreo en particular, sino con las consecuencias que genera para la seguridad de las operaciones aéreas.”, expresó Jonatan Doino, Secretario General de ATEPSA (Asociación Técnicos y Empleados de Protección y Seguridad a la Aeronavegación).

Frecuencias interferidas

Las frecuencias son otro problema habitual. El servicio de control de tránsito aéreo, supone comunicaciones aire-tierra que se realizan mediante frecuencias VHF, que sufren interferencias, no están disponibles, no tienen alcance o no existen alternativas de emergencia. El mayor inconveniente de las comunicaciones, que la operatoria de Palomar agrava, no solo comprende a las frecuencias sino también las fallas en las coordinaciones en tierra entre dependencias ATS (Servicio de Tránsito Aéreo).  

Urgente soloción

“La revolución de los aviones será imposible si el Estado no soluciona estos problemas de manera inmediata. Es vital que se incorpore a la planificación un requerimiento, que esta organización ya ha presentado y reiterado sin respuesta de ninguna índole ante la autoridad aeronáutica: que se proceda sin más trámite a una evaluación de riesgo que abarque no solamente El Palomar sino también en el Área Terminal BAIRES y la Torre de Control de Aeroparque, para identificar peligros y elaborar un plan de mitigación para las operaciones de todos los aeropuertos del área metropolitana garantizando un margen de seguridad operacional aceptable.”, sentenció Doino. 

Aeronáuticos con los vecinos de El Palomar

El próximo 6 de diciembre a las 18 hs, los gremios aeronáuticos se harán eco del reclamo de los vecinos de Hurlingham, Morón, Tres de Febrero, que marcharán desde la estación El Palomar a la base militar, ahora convertida en aeropuerto para uso de las aerolíneas “low cost”. (InfoGEI)Jd

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

COMENTARIOS