EN LA MADRUGADA

El gobierno bonaerense ya tiene Presupuesto, endeudamiento y Ley impositiva para el 2019

Luego de una extensa jornada de negociaciones previas, que atrasó el comienzo de los debates, María Eugenia Vidal consiguió una batería de Leyes para su gestión de cara al año próximo.

El tratamiento de los tres proyectos fue en conjunto, pero sus votaciones fueron por particular. Foto Archivo
El tratamiento de los tres proyectos fue en conjunto, pero sus votaciones fueron por particular. Foto Archivo

La Plata, 04 Dic (InfoGEI).- La Cámara de Diputados bonaerense convirtió en ley, los proyectos de Presupuesto, Impositiva y Endeudamiento, que antes habían sido aprobados por el Senado con la ayuda de sectores de la oposición.

El tratamiento de los tres proyectos fue en conjunto, pero sus votaciones fueron por particular.

El presupuesto que envió la gobernadora a la Legislatura contempla gastos por $ 929.000 millones, un pedido de endeudamiento de $ 68.000 millones y de emisión de letras por parte del Tesoro del orden de los 8.000 millones de pesos. La proyección de ingresos por todo concepto es de 889 mil millones y la inversión prevista de 55 mil millones, 35% más que en 2018.

Según versiones oficiales, en 2019 la inversión social va a ser prioridad. Las políticas públicas que permiten avanzar con mejoras en educación, salud, jubilaciones, pensiones, desarrollo social y seguridad representan el 67,4% de las erogaciones presupuestadas.

La novedad del presupuesto es que este año se contemplan transferencias de subsidios de servicios públicos que el Gobierno Nacional trasladó al Gobierno Provincial. Por aquello, el Presupuesto 2019 prevé transferencia de gastos a la provincia por parte de la nación.

El Fondo Educativo que se coparticipa a los municipios y queda con un porcentaje fijo para obras de infraestructura, que en el caso de los municipios del conurbano será del 50 % y para aquellos que conforman el interior provincial el 40 %; el resto de los fondos será de libre disponibilidad de los intendentes para destinarlo a cuestiones educativas y culturales, pero no a obras.

También se pretende controlar el juego online que hasta ahora funcionaba sin regulaciones por parte del Estado, intención que en principio no presenta acuerdos de implementación pero que rápidamente se destrabó a partir de coparticipar lo recaudado.

Para el próximo año se prevé, entonces, un endeudamiento en los mercados de crédito de $68.500 millones. Es el pedido de deuda más bajo de esta gestión: en 2016 fue 2,13%, en 2017 fue 1,43%, en 2018 fue 1,24%, y en 2019 es 1,06% del producto.

En materia impositiva se disminuyen impuestos que perjudican la actividad económica y la generación de empleo, según se estimó en el mensaje de elevación. Se propone bajar alícuotas de Ingresos Brutos: para la producción primaria la reducción será de 1,5 a 0,75 %; construcción de 3 a 2,5 %; servicios de 5 a 4,5 %; transporte de 3 a 2 %; comunicaciones de 5 a 4 %; servicios inmobiliarios de 6 a 5 %; electricidad, gas y agua de 4 a 3,75 %.

Respecto al juego, además del aumento que ya se había efectuado sobre ingresos brutos, ese tributo paso del 12 % al 15%, este año se suma un impuesto del 2 % a “los premios” de máquinas tragamonedas.

Por otra parte, se contempla también la disminución del impuesto sobre ingresos brutos para la venta de automotores nuevos de 2,5 a 2,3 %. (InfoGEI) Mg

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

COMENTARIOS