“ME DIJERON QUE HAS MUERTO”

Un homenaje a la vida, los ideales y el amor, hecho de rimas y versos

El escritor y poeta, Mario Ranero, intuye que la poesía todavía respira. Que late en sentimientos y utopías que desafían a la mentira de emociones impostadas de la posverdad. Y quizá por eso, entre imágenes tangueras y bohemias, evoca a figuras como las de Evita y Néstor Kichner en este, su primer libro de poemas.

“Me dijeron que has muerto”, el primer libro de poesías de Mario Ranero. Foto EditorialDunken/InfoGEI
“Me dijeron que has muerto”, el primer libro de poesías de Mario Ranero. Foto EditorialDunken/InfoGEI

La Plata, 09 (InfoGEI).- Cuando la posverdad parece arrasar ideales, utopías y espíritus con emociones vacías, aturdidas de gritos y huérfanas de toda reflexión, Mario Ranero se propone rescatarlos con un género literario que ese mismo paradigma de hiperconectividad superficial tiende a considerar extinguido, demodé, caduco: la poesía.

“Me dijeron que has muerto”, desafía Ranero desde el título de su libro. Y las casi 80 páginas que suceden a esa portada tienen sabor, imágenes y sonidos de lucha y –por qué no- de victoria sobre esa muerte declamada pero, finalmente, mentirosa. Sigue viva la poesía. Queda espacio para la sensibilidad enhebrada en versos, rimas y metáforas. Queda lugar para la bohemia y para las madrugadas de sentimientos perdidos, aún en tiempos de balances de números fríos.

Queda lugar para los ideales. En esos momentos en que las pequeñas cosas cotidianas fluctúan y se cruzan con los dilemas más profundos de la existencia, Ranero busca respuestas que, con su lectura, evocan a música de bandoneón, barrio, alegrías y desencuentros. Y a nuestra historia reciente y sus personajes más queridos.

Reflexiona en “Este canto es para vos… Evita”:

“No sé si los que quedamos, hoy te merecemos… / No sé si en algún barrio se sigue tu ejemplo…/ Sólo sé que tu memoria se encuentra presente, / en cada lugar donde falta un derecho.”

Y clama en “Otra vez la plaza, Elegía al compañero Néstor kichner”:

“No nos dejes, no te dejes, no me dejes… / sepamos compartir las añoranzas / que tramo a tramo nos cubren de templanza / la vida, los sueños y la muerte.”

Como porteño de ley que es –nació en los años 50 frente al Parque Avellaneda- Ranero deja también, en cada verso, asomar algo de su alma tanguera. “Me dijeron que has muerto”, que acaba de reeditar Editorial Dunken (www.dunken.com) ya se encuentra en las librerías porteñas. Además, bajo el nombre de “Poetango” el autor está haciendo presentaciones en eventos culturales, donde lee poemas de su libro seguido con la interpretación de un tango relacionado con la temática. Los artistas que lo acompañan son: Pablo Sotelo, en teclado y voz; Mario Espejo, voz; Javier Wainstein en guitarra y Alberto Wainstein en bajo.

Sobre el autor

Mario Ranero desarrolló toda su carrera profesional y política en la Zona Oeste del Gran Buenos Aires. Aunque nacido en Floresta Sur, en algún momento de su vida tomó el Sarmiento, se bajó en Moreno y allí se radicó.

En 1983, con la naciente Democracia, se convierte en precandidato a Concejal por el Partido Justicialista de ese distrito. Había entrado en 1970 por concurso a la municipalidad –fue Inspector Impositivo, estuvo a cargo del control de precios y llegó a Director de Comercio e Industria en 1975- hasta que renunció con la llegada de la dictadura. Ahí se dedicó a la actividad privada: estudió la carrera de Contador Público en la Universidad de Morón, trabajó en un estudio contable, fue agente de seguros y socio gerente de un frigorífico.

En los 80 volvió a la gestión pública y volcó toda su experiencia en ese campo a la docencia, materia sobre la que redactó distintos proyectos de ley. Ocupó distintos cargos de gestión y legislativos y durante todo ese tiempo, en los espacios que le quedaban entre trabajo y vida familiar, nunca, nunca dejó de escribir.  (InfoGEI)Jd

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

COMENTARIOS