COLGADOS POR LA CRISIS

En norte bonaerense, las conexiones clandestinas consumen más del 30% de la electricidad

Estos parámetros del “robo” de energía (o “contra robo” o “apropiación” de un derecho conculcado por el tarifazo), son similares a los de ciudades como Zárate, y muy superiores a otros distritos, como San Nicolás.

Desde la empresa Eden, reconocen la magnitud de las conexiones clandestinas en el norte bonaerense, superan el 30% del consumo. Foto La Verdad/InfoGEI
Desde la empresa Eden, reconocen la magnitud de las conexiones clandestinas en el norte bonaerense, superan el 30% del consumo. Foto La Verdad/InfoGEI

La Plata, 16 May (InfoGEI).- En la actualidad, en Junín hay 41.320 usuarios y si bien no se puede saber la cantidad de casas conectadas de manera irregular, en la compañía señalan que poco más del 30% de la energía que distribuyen se va “en robo por parte de los enganchados”.

Así lo informó Alejandro Biancosino, flamante gerente área Junín de Edén SA, a Democracia. “Estos niveles de irregularidad son comparables a los de ciudades como Zárate, y están muy por encima de otros distritos, como San Nicolás”, señaló el directivo.

Para Biancosino, el de las conexiones clandestinas es “un problema muy serio” por diversos motivos: “En primer lugar, por un tema de seguridad, porque quien lo hace está manipulando instalaciones con alto grado de peligro para el que lo opera y para el vecino que pueda pasar eventualmente por ahí. Pero también porque nos rompe las instalaciones –hay lugares en los que pusimos preensamblado nuevo y hoy está roto–, y porque empeora la calidad del servicio, ya que esto perjudica el cliente que está al lado y paga” por la prestación.

En ese marco, remarca que “es una problemática grande” y para abordarla intentan tener un acercamiento al infractor. “Cuando eso sucede –agrega Biancosino– vamos a hablar con los vecinos tratando de evitar conflictos, ofrecemos diferentes planes y alternativas, con el objetivo de incorporarlo al sistema. Sabemos que la situación es difícil pero no podemos permitir que estén enganchados, porque es un robo y, fundamentalmente, porque puede suceder un accidente por lo que debemos ir a desconectarlo”.

Según dicen, están “abiertos al diálogo con todos” para buscar una solución, apostando a la regularización de las casas y los barrios que están en esta situación. Para eso es necesario hacer “un trabajo social”, por lo que ya se mantuvieron encuentros con autoridades municipales y funcionarios de Bienestar Social para poder trabajar en conjunto en esto. “Vimos mucha predisposición en la municipalidad y para nosotros esa es una pata fundamental para poder actuar en estos lugares”, puntualiza el gerente de Eden.

Más allá de la problemática de las conexiones ilegales, desde Edén remarcan que hay otros temas sobre los que están trabajando, entre ellas, un ambicioso plan de obras.(InfoGEI)Jd

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

COMENTARIOS