“NOS ESTAN ROBANDO”

Por los tarifazos miles de vecinos matanceros se manifestaron en la puerta de Edenor

Más de seis mil ciudadanos de distintas localidades del Partido de La Matanza, se movilizaron hasta las puertas de la sucursal que la distribuidora eléctrica tiene en San Justo para reclamar por los altísimos costos de las facturas y por presuntos sobreprecios. “Nos están robando”, denunció una vecina a la que, solo de impuestos, le cobran cuatro mil pesos.

Vecinos de La Matanza protestan frente a las oficinas de Edenor en San Justo. Foto ElDigital1/InfoGEI
Vecinos de La Matanza protestan frente a las oficinas de Edenor en San Justo. Foto ElDigital1/InfoGEI
Vecinos de La Matanza protestan frente a las oficinas de Edenor en San Justo. Foto ElDigital1/InfoGEI
Vecinos de La Matanza protestan frente a las oficinas de Edenor en San Justo. Foto ElDigital1/InfoGEI

La Plata, 16 May (InfoGEI).- Durante el mediodía de este martes, más de seis mil vecinos se movilizaron hasta las puertas de la oficina de Edenor, ubicada en el centro de San Justo, para reclamar por los altísimos costos de las facturas y por presuntos sobreprecios.

Según da cuenta el portal ElDigital1, los vecinos se acercaron con banderas, pancartas y cartulinas que llevaban consignas en contra de los tarifazos y de la legitimidad de los mismos. También, había escritos en contra del ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren, y del Presidente Mauricio Macri.

“Quieren que venga mi padre, que tiene dos accidentes cerebrovasculares. Nos están robando y no les importa nada”, denunció una vecina.

Debido a la convocatoria, las autoridades de Edenor decidieron cerrar sus puertas poco antes del mediodía y solo atendieron a unos pocos clientes a través de la puerta secundaria hasta que llegó el grueso de la manifestación.

“Nos están robando”

El1 Digital dialogó con algunas de las personas que se acercaron con sus facturas y sus quejas hasta la oficina de la empresa en busca de explicaciones. Esther, oriunda de Lomas del Mirador, tenía una facturación por tres mil pesos mientras que Ilsa, de Isidro Casanova debía pagar 2.500, aunque aseguraban que no generaban esos gastos.

Por su parte, Victoria se acercó desde Gregorio de Laferrere con una factura por ocho mil pesos. “No estamos la mitad del día porque trabajamos y nos viene un número insólito”, denunció, y agregó: “Quieren que venga mi padre, que tiene dos accidentes cerebrovasculares. Nos están robando y no les importa nada”. (InfoGEI)Jd

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

COMENTARIOS