HÉROE POR UN DÍA

El intendente de Trenque Lauquen rescató a dos personas que cayeron con su auto al agua

Fue el intendente, en su rol de profesional médico, quien dio los primeros auxilios a los accidentados que sufrieron algunos cortes y estaban en estado de shock.  Foto Archivo
Fue el intendente, en su rol de profesional médico, quien dio los primeros auxilios a los accidentados que sufrieron algunos cortes y estaban en estado de shock. Foto Archivo

La Plata, 14 May (InfoGEI).- El sábado por la tarde el jefe Comunal de Trenque Lauquen, Miguel Fernández, mientras viajaba desde Vedia -donde había sido uno de los disertantes en un encuentro provincial de concejales de Cambiemos- hacia su distrito, se topó sobre la ruta 5, con un accidente de tránsito.

Un automóvil había caído al agua, en la banquina, y estaba de costado dentro de la laguna que se ha formado por los excesos hídricos en la región. Según la información que publicó el portal Diario Líder, el intendente paró, bajó del auto, se metió a la laguna (con el agua por encima de la cintura) y auxilió a los dos ocupantes del auto (padre e hijo).

Cuenta la crónica que Fernández debió romper el vidrio de una de las puertas (el auto estaba de costado) y logró sacar ileso al conductor del vehículo, ya que su hijo pudo salir por su cuenta.

Asimismo, fue el intendente, en su rol de profesional médico, quien dio los primeros auxilios a los accidentados que sufrieron algunos cortes y estaban en estado de shock. Luego llegó personal policial, una ambulancia y Bomberos de Juan José Paso que completaron el trabajo.

“Es una actitud humana"

Luego de conocerse la noticia, Fernández fue entrevistado en radios locales donde manifestó que no es su primera participación en un siniestro vial, tiene unos 6 o 7 en su haber. "Esto lo tomo con normalidad, he asistido varios episodios de esto, es la sexta vez que me toca intervenir en la ruta. Algunos han sido accidentes graves, ya estoy acostumbrado, hice 25 años terapia intensiva, casos muy graves", dijo.

Contó que una vez iba de vacaciones y asistió a una familia de La Plata que había tenido un siniestro, uno de ellos muy herido y cortó las vacaciones para quedarse en el lugar a ver la tomografía que le habían practicado.

Dijo, en su rol de médico, que "estamos preparados para estas cosas, mi mujer siempre dice que 'cuando los demás salen corriendo nosotros nos quedamos', no nos abatatamos", sostuvo sobre los profesionales de la salud.

Con respecto al accidente del sábado, mencionó que "lo vimos en vivo y en directo, cuando el auto mordió la banquina, volanteó y cayó, ahí hay un desnivel profundo con un zanjón de agua. Volcó y no se sabe que puede pasar en dos o tres minutos" y dijo que "la luneta la tuve que romper a los codazos, mientras el señor desde dentro le daba patadas, por el agua no habia otra forma de sacarlos", indicó.

Y continuó el relato "no había tiempo para volver al auto, había gente en el habitáculo con agua dentro. Por suerte ambas personas estaban conscientes, al romper el vidrio salieron con golpes menores y cortes menores". Manifestó que "me preocupaba que había alguien en el agua, estaba desesperado", relató. (InfoGEI) Mg

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

COMENTARIOS