ECONOMÍA AL ROJO VIVO

Duro informe del PJ bonaerense sobre las políticas de Macri y Vidal

El dólar empujando hacia arriba, la incertidumbre de los mercados, el endeudamiento, la fuga de capitales, el déficit comercial y la presión sobre el dólar, algunas de las variantes que analiza el equipo conformado por los economistas Roberto Feletti, Silvina Batakis, Débora Giorgi, Mercedes La Gioiosa, Arnaldo Bocco, Antonio Mezmezián, Axel Kicillof, Martín Pollera y Cristian Girard.

El informe analiza la gestión económica de Mauricio Macri y Maria Eugenia Vidal. Foto Archivo
El informe analiza la gestión económica de Mauricio Macri y Maria Eugenia Vidal. Foto Archivo

La Plata, 02 May (InfoGEI).- La Comisión de Economía del Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires -integrada por los economistas Roberto Feletti, Silvina Batakis, Débora Giorgi, Mercedes La Gioiosa, Arnaldo Bocco, Antonio Mezmezián, Axel Kicillof, Martín Pollera y Cristian Girard- presentó su Documento de Trabajo N° 3 en el que analizó la gestión económica del gobierno de Mauricio Macri.

Presión sobre la divisa norteamericana

“La intervención record en el mercado de divisas que lleva adelante el gobierno de Mauricio Macri no sólo es inédita sino que es insustentable”. En sólo dos meses el Banco Central de la República Argentina (BCRA), para evitar una disparada del dólar, vendió “US$4.000 millones, es decir $82.000 millones. Esa cifra dilapidada en 2 meses equivale a 8 veces los recursos que el Presidente quiere que los gobernadores resignen de sus distritos para compensar los subsidios tarifarios que el gobierno nacional eliminó”, se explica en uno de los puntos del informe al que InfoGEI tuvo acceso.

La presión sobre el dólar también se acentúa por “las políticas de apertura de la economía y los déficits comerciales experimentados en 2017 y el que se proyecta para el 2018”. “El rojo comercial de 2017 cerró con un déficit de U$S 8.471 millones, superior al provocado por el Efecto Tequila en 1994. Las importaciones crecieron casi 20% y apenas logramos exportar menos del 1% respecto de 2016”, destaca el informe.

Entre los sectores que perdieron en la era Cambiemos el informe destaca especialmente el golpe recibido por la industria. “Respecto del año 2015, la actividad industrial de 2017 se ubicó 2,9% por debajo; 11 de los 12 rubros industriales presentan caídas, y dentro de ellos se encuentran los alimentos, un sector con indicadores de competitividad relativamente altos”. Y si bien las exportaciones de este sector crecieron 4% desde 2015 al 2017, el gran crecimiento de la importación de vehículos y las restricciones impuestas por EE.UU al biodisel argentino, “presagian un futuro negativo para estas ventas externas, y lo mismo ocurriría para los U$S 700 millones exportados de acero y aluminio aún amenazados por la suba unilateral de aranceles de EE.UU., y la eventual guerra comercial que se impondría a nivel global con las represalias de China e India”.

En este aspecto, no habría signos de mejora ya que “el primer bimestre de este año profundiza el sesgo importador de la política económica, creciendo al 29,2% (el triple del crecimiento de las exportaciones): el déficit comercial alcanzó la friolera de -U$S 1.872 millones”.

Al no ingresar divisas por exportaciones, los economistas del Partido Justicialista bonaerense dicen que este escenario “convierte al endeudamiento en el único proveedor transitorio de divisas. A lo largo de la gestión del gobierno de Cambiemos las emisiones totales de deuda en moneda extranjera (para Nación, provincias y sector corporativo) y en moneda local (sólo acotada al Tesoro Nacional) alcanzaron un equivalente de casi USD 141.000 millones, volviendo a convertir a la Argentina en el líder principal de emisión de deuda soberana entre las economías emergentes”.

Es más: “Argentina coloca deuda por valores que duplican al segundo país emergente desde diciembre de 2015 y se proyecta hasta 2020 como el primer emisor entre estas economías doblando a las emisiones realizadas por China, Arabia Saudita, Egipto o Turquía”.

Pero si bien ingresan dólares por pedidos de préstamo, esto no significa un desahogo sobre la disponibilidad de dividas ya que casi todo lo que entró, o bien se fue en déficit comercial –como se explicó antes- o volvió a salir del país por diversos modos. “Vemos que en 2016/2018 el atesoramiento por fuga directa, el ahorro en dólares (formación de Activos Externos o compra de dólares en el mercado local, BCRA) alcanzó los U$S 43.500 millones. Las utilidades, rentas, y pagos al exterior por intereses, regalías y giros para pagos de patentes le adicionan otros U$S 7 mil millones y el turismo al exterior insumió el uso de reservas para pagos de consumo, viajes y otros gastos (que puede ser considerado por muchos motivos un consumo suntuario al que acceden sectores minoritarios de la cúspide de los ingresos más altos) otros U$S 19 mil millones adicionales. En total la denominada fuga amplia, tomando todos estos indicadores, evidencian una salida casi equivalente a U$S 70 mil millones, poco menos que el aumento de la deuda neta, de U$S 81 mil millones sin considerar en esa información lo que resta para el año 2018”, precisa el informe.

Las Lebacs suman presión en este escenario de endeudamiento. “En 2017 el Banco Central tuvo pagos de intereses por Lebac y Pases de alrededor de $200.000 millones; en 2018 esta suma podría elevarse a cerca de $300.000 millones de no mediar un importante cambio en la política económica, aun cuando se están utilizando las reservas internacionales para contener el precio de la divisa estadounidense”, se agrega.

Y el endeudamiento de Vidal

Un párrafo especial del Documento de Trabajo N°3 del PJ bonaerense se dedica al endeudamiento en la Provincia. Dicen los economistas de este equipo: “Durante el primer año de la gestión de Cambiemos, la deuda de la provincia de Buenos Aires, medida en dólares, creció un 31,9%, pasando de U$S 9.362 millones en diciembre de 2015 a U$S 12.353 millones en diciembre de 2016. Luego, transcurridos los primeros tres trimestres de 2017 la deuda se ubicaba en U$S 15.002 millones. Según el último dato publicado por el gobierno provincial el incremento alcanzó el 60% desde el cambio de gestión. La gobernadora María Eugenia Vidal hizo crecer la deuda pública de la provincia de Buenos Aires en aproximadamente U$S 5.700 millones, en términos netos, en los dos primeros años de su mandato, batiendo récords dudosamente elogiables, como haber sido Buenos Aires la provincia que más deuda emitió”.

El análisis incluye otro dato llamativo: “Este endeudamiento récord se registró aún a pesar de haber recibido transferencias desde Nación por casi $90.000 millones ($38.000 millones en 2016 y $51.000 millones en 2017). De hecho, la Provincia de Buenos Aires tuvo una presencia tan activa en los mercados de deuda internacionales, que llegó a ubicarse en el puesto Nº22 en el ranking de emisión global elaborado en base a datos de Bloomberg”. (InfoGEI) Mg

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

COMENTARIOS