LA RECONSTRUCCIÓN DE LA MEMORIA

Los objetos hallados en los cuerpos de los soldados identificados de Malvinas serán entregados a sus familias

Mañana comenzará la ardua tarea de notificar a los familiares sobre sus familiares caídos en Malvinas en 1982. Según trascendió además de las confirmaciones genéticas, los forenses pudieron rescatar una serie de elementos que también serán restituidos a las familias.

Se entregarán unos sobres con objetos que los forenses encontraron en los cuerpos de los 88 soldados argentinos que fueron identificados Foto Infobae/InfoGEI
Se entregarán unos sobres con objetos que los forenses encontraron en los cuerpos de los 88 soldados argentinos que fueron identificados Foto Infobae/InfoGEI

La Plata, 04 Dic (InfoGEI).- Desde mañana, a las diez en punto, se procederá a informar a los familiares de los soldados enterrados en Malvinas los resultados de las pruebas de ADN. Será en el Archivo Nacional de la Memoria y ocho familias ya fueron citadas para esta primera jornada.

En ese encuentro, cuatro equipos de cuatro integrantes -en representación de la Secretaría de Derechos Humanos, el Centro Ulloa, el Equipo Argentino de Antropología Forense y el Ministerio de Desarrollo Social, más un representante de la Escribanía General de la Nación-, se sentarán con cada una de las familias de los caídos para dar los detalles del proceso de identificación de sus familiares.

En ese momento, también se les entregarán unos sobres con objetos que los forenses encontraron en los cuerpos de los 88 soldados argentinos que fueron identificados en el cementerio de Darwin en el marco del Plan del Proyecto Humanitario que llevó adelante la Cruz Roja Internacional, desde el 20 de junio hasta el 7 de agosto de este año.

El coronel británico Geoffrey Cardozo, a quien el Reino Unido le encomendó la tarea de buscar los cuerpos enterrados en los campos de batalla y darles sepultura con honores en Darwin, y quien viajó a las islas para asesorar al equipo de antropólogos que llevaron adelante el trabajo, le dijo a la prensa que "esto es para los familiares. Yo puse mis pies en los zapatos de cada padre y de cada madre y sentí su dolor. Por eso cuidé y respeté a cada soldado argentino como si mis hijos fuesen los muertos en esa guerra".

El oficial reveló que "revisé cada cuerpo con mucho cuidado: los bolsillos, las chaquetas, todo. Había cartas, rosarios, estampitas, golosinas, fósforos. Envolví cada cuerpo con cuidado en una sábana, como a Cristo. Luego, los metí en una bolsa de plástico negra, y luego en una bolsa blanca de PVC, donde anoté con tinta indeleble todos los detalles. Por último, cada soldado fue depositado con respeto en un ataúd de madera. Y sobre el ataúd, volví a anotar todos los datos. Buscaba que esos cuerpos pudieran preservarse para una futura identificación". La cuál se logró 35 años después. (InfoGEI) Mg

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

COMENTARIOS