CHUBUT

Es una deportista de alto rendimiento, pero desaprobó Educación Física

Se trata de la nadadora María José Hildebrandt, quien integra la Selección Argentina de natación y múltiple medallista que representa a su provincia.

Majo, gran deportista pero desaprobada en la escuela. Foto: Diario Jornada/InfoGEI.
Majo, gran deportista pero desaprobada en la escuela. Foto: Diario Jornada/InfoGEI.

La Plata, 30 Nov (InfoGEI).-La nadadora chubutense María José Hildebrandt (15), integrante de la Selección Argentina de natación y múltiple medallista representando a Chubut en los EPADE y Araucanía, finalizó el tercer año de la secundaria y hubo una noticia que dejó con la boca abierta a más de uno: desaprobó Educación Física.

Por el presentismo, Majo -como la llaman- desaprobó Educación Física. Según describió el Diario Jornada, el entrenamiento riguroso que realiza la joven y su participación en competencias nacionales no le permiten asistir a clase con regularidad. Para poder aprobar la materia, la estudiante tendrá que asistir a una clase de "beach handball" en el gimnasio como recuperatorio.

Parece absurdo que cualquier deportista de elite desapruebe en deportes. Pero -remarca el mencionado diario- este tema va más allá de una simple materia desaprobada, trasciende el sistema y repercute directamente en la integridad del deportista.

En diálogo con Jornada, el padre de Majo, Tomás Hildebrandt, integrante de la Federación chubutense de Natación (FENACH) y exjugador de básquet, explicó: “Presentamos una nota al Ministerio de Educación como Federación para hablar este tema. Como Federación solo podemos hablar de la natación, pero sabemos que esto pasa en todos los deportes. Estamos hablando de deportistas de alto rendimiento dispensados de asistir a Educación Física. A Majo le encanta ir porque le gusta mucho el deporte y compartir con sus compañeros, pero corre riesgos serios de lesionarse”.

La nadadora está dispensada por una solicitud de Chubut Deportes al Ministerio de Educación, lo que significa que está avalada por la máxima entidad deportiva y por la mayor autoridad educativa. Cada vez que le toca rendir en época de competencia, los profesores deben evaluarla antes o después de su competencia, es decir, sus faltas a la escuela están justificadas por la Ley Nacional del Deporte.

“Se han adaptado y todos conocen cuál es el mecanismo. Ella no se ha llevado ninguna otra materia porque ella se esfuerza el doble para compensar las faltas que tiene. Nadie le regala nada”, sostuvo el padre de la deportista.

Por su parte, María José confesó que siempre va a Educación Física con muchas ganas porque le gusta jugar los deportes que no practica y estar con sus compañeras: “Soy una persona muy competitiva y en gimnasia me gusta ganar en todo. Esto no me lo esperaba.”

Además del deporte, Majo conoce de otros esfuerzos, muchas veces debe estudiar de madrugada porque en épocas de competencia entrena en doble turno. Nadie le regala nada. Sus ganas son el motor para seguir con la doble vida: estudiar y ser deportista de alto rendimiento.

Este año, la joven cosechó tres medallas en el Sudamericano Escolar en Medellín. “A principios de año tuve el Nacional de Verano. También fuimos a Cali en abril al Sudamericano Juvenil con la Selección Argentina, donde logré estar a 10 centésimas del podio en prueba individual y fuimos terceras en la posta. Jugué los EPADE en Ushuaia, hice podio en 12 pruebas y logramos dejar a Chubut en segundo puesto en mujeres. Es una muy linda experiencia representar a Chubut en distintos torneos. El Nacional de Verano fue uno de mis mejores torneos, ahí me pude consagrar campeona nacional en los 200 espalda y 200 combinados; hice podio en las 6 pruebas en las que competí. Fui al Torneo Mococa en Brasil con la Selección Argentina donde hice bronce en las dos postas y bajé mi marca personal. En la Araucanía fuimos campeones, pude cosechar medallas en las 12 pruebas que competí y superé mis marcas”, repasó la deportista.

No se trata de una nota más. Los deportistas de alto rendimiento que poseen una destacadísima performance en su deporte, pueden tener acceso a becas nacionales e internacionales. Estas becas exigen un promedio escolar estándar, que suele ser elevado, es por ello que si un deportista excelso recibe una baja nota en Educación Física, su promedio inevitablemente también baja.

En este contexto, supervisores de escuela y dirigentes de Chubut Deportes se han movilizado en torno a esta situación. Majo es solo uno de muchos ejemplos similares en el país. Diario Jornada recordó el caso de la nadadora de Rawson Julieta Lema, quien fue privada en 2016 de la bandera por tener un 6 en Educación Física. Si ella hubiera obtenido una nota más alta, hubiera sido abanderada. (InfoGEI) Ad

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

COMENTARIOS