BAHÍA BLANCA

Es no vidente y logró someter a un ladrón

Gabriel Menses (23) pudo defenderse y reducir al delincuente que quiso asaltarlo cuando bajó del colectivo. Luego, el joven fue ayudado por los vecinos de la zona que se acercaron.

Gabriel practica judo desde los diez años. Foto: La Brújula 24/InfoGEI.
Gabriel practica judo desde los diez años. Foto: La Brújula 24/InfoGEI.

La Plata, 10 Nov (InfoGEI).-Gabriel Meneses (23), un joven no vidente, anoche fue acorralado por un delincuente cuando se bajó del colectivo en calle Facundo Quiroga al 100, a menos de 100 metros de su casa, en Bahía Blanca. Gracias a sus conocimientos en defensa personal, el joven logró someter al malviviente hasta que llegaron sus vecinos para ayudarlo.

En declaraciones al programa "Tal cual es", que se emite por La Brújula 24, Gabriel contó que la odisea comenzó en el centro de la ciudad, cuando aguardaba la llegada del micro: “Estaba esperando la 509 y se me acercó este muchacho, me preguntó qué línea esperaba y después se subió conmigo".

Gabriel, aseguró que durante el trayecto el ladrón simulaba cortesía. Le daba charla y hasta se mostraba sorprendido porque debía descender de la unidad en el mismo lugar que él.

"Cuando bajé y empecé a caminar, se me paró adelante y me dijo que me iba a robar. Al principio pensé que era un chiste de algún familiar o conocido, pero enseguida me acercó una mano y ahí me habilitó para defenderme", detalló el joven no vidente, que practica judo desde los 10 años.

Tras derribarlo, Gabriel comenzó a forcejear con el malviviente. “En un momento se me safó y quiso salir corriendo, pero otra vez me le tiré encima y no lo dejé escapar. Después salieron algunos vecinos y por suerte la policía llegó rápido", señaló.

Según contó el protagonista de esta historia, es la primera vez que pone el judo en práctica en la calle: “No es que me sienta más seguro por saber artes marciales, porque la seguridad está en uno mismo. Contrario a lo que parece, cuanto más experiencia uno tiene, mayor es la calma. No es que vivís esperando un ataque".

La policía arrestó al agresor. Tiene (22) y presenta un retraso madurativo con trastorno de conducta. En primera instancia, el ladrón fue alojado en la seccional Segunda. (InfoGEI) Ad

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

COMENTARIOS