TIERRA DEL FUEGO

Restringen la importación de un insumo que una cooperativa necesita para producir

Se trata de los trabajadores de la ex Aurora Grundig. Pese a que rige una apertura de importaciones en varios rubros, a la recuperada Renacer le negaron la entrada de circuitos eléctricos necesarios para avanzar con la producción local de televisores. Esperan encontrar “acompañamiento” estatal.

La Cooperativa de Trabajo Renacer surgió en el año 2001, tras el cierre de Electrodomésticos Aurora en 1996. Foto Trabajo Cooperativo / InfoGEI
La Cooperativa de Trabajo Renacer surgió en el año 2001, tras el cierre de Electrodomésticos Aurora en 1996. Foto Trabajo Cooperativo / InfoGEI

La Plata, 11 Oct (InfoGEI).- Trabajadores de la fábrica recuperada Renacer –ex Aurora Grundig–, en Ushuaia, salieron a los medios a contar que no fueron autorizados a ingresar un componente importado que necesitan para poder producir y piden que contemplen sus posibilidades que el Estado no los ponga “en pie de igualdad con grandes empresas”.

Según dio a conocer El Eslabón, los insumos en cuestión son circuitos eléctricos impresos con la inserción de los materiales en origen, provenientes de China y ya adquiridos por la empresa recuperada; que son fundamentales para avanzar con la producción de los televisores para la firma Walmart, que tienen encargados.

Los autogestionados -que surgieron en el año 2001, superando diversos escollos desde entonces-  esperan encontrar “acompañamiento” estatal para sortear esta problemática. Su necesidad es que la Comisión para el Área Aduanera Especial, integrada por funcionarios provinciales, empresarios, organizaciones sindicales y otros actores económicos y sociales, autorice la importación. Esta situación fue analizada en una reciente reunión entre los cooperativistas fueguinos, el ministro de la Producción de Tierra del Fuego, Ramiro Caballero, y los funcionarios provinciales José Luis Artaza y Fabián Goya.

“Nosotros insistimos con nuestra premura, porque estamos esperando el arribo de nuestros insumos. Y ellos nos plantean que es una decisión tomada por el Ejecutivo solicitarnos nacionalizar las placas. Eso tiene un costo, y obviamente ahora nos vamos a interiorizar bien con el despachante y la Aduana en qué consisten los honorarios y los tiempos que lleva la nacionalización”, señaló Mónica Acosta, presidenta de la Cooperativa Renacer.

Según informó el portal cooperativo Desde las Bases, de Río Grande, Acosta dijo que no se les presenta “otra opción” y remarcó que la cooperativa tiene “un solo norte, que es cumplir con el cliente, asegurar parte de una estabilidad que hoy no tenemos y hacer frente a los compromisos que tenemos asumidos. Porque tomamos créditos por 25 millones de pesos y hay que devolver 29 millones. Además invertimos 5 millones de pesos de nuestras ventas locales, que también pusimos en valor y en riesgo, dado que al momento de producirse la compra fue el pico más alto del dólar”, remarcó.

La titular de la ex Grundig mencionó además que para la producción de los televisores tienen “un 8 por ciento que pagarle al concesionario de la marca Crown Mustang y, obviamente, para las expectativas que nosotros teníamos, no nos va a quedar un gran margen dentro del negocio”.

Ante este panorama, el objetivo de la cooperativa es acceder a “una especie de seguro de caución, o algo que le garantice a la Aduana que le vamos a pagar al final y no al principio, teniendo en cuenta que esos recursos no los tenemos en estos momentos”, admitió Acosta, al tiempo que añadió que la intención es “acelerar lo más que se pueda” todo el proceso, con jornadas de 12 horas de producción, para optimizar el rendimiento y la rentabilidad. (InfoGEI) Ga

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

COMENTARIOS