LO QUE NO EXISTE, SE INVENTA

Un municipio puntano tendrá el primer “hornódromo” de la Argentina

La idea surgió de un emprendedor de El Trapiche y ahora la lleva a cabo el consejo de turismo local. De este modo, quieren generar un atractivo para los amantes de la comida autóctona en horno de barro. Esperan tenerlo listo antes de que finalice el año.

El prototipo del “hornódromo”. Foto El Diario de La República / InfoGEI
El prototipo del “hornódromo”. Foto El Diario de La República / InfoGEI

La Plata, 12 Sep (InfoGEI).- En El Trapiche, la localidad de San Luis, comenzó la construcción del primer “hornódromo” del país, que estará compuesto por una serie de 10 hornos de barro, uno al lado del otro, con capacidad para cocinar más de dos mil empanadas en una sola tanda.

Se trata de una idea inédita que surgió de un lugareño para generar un polo de competencias gastronómicas para atraer a turistas y locales y promover las competencias gastronómicas de platos típicos.

“En mayo nosotros formamos el Consejo Municipal de Turismo, a partir de ahí surgieron muchas ideas. ‘Nacho’ Ojeda, un emprendedor y comerciante, tuvo la idea de los hornos y nos contagió. Lo que hicimos entonces fue comenzar a investigar, para ver si encontrábamos el ‘hornódromo’ en otra parte de la Argentina. No lo hayamos, así que vamos a ser los primeros en tener la estructura”, contó Marcelo Páez Logioia, el intendente de la localidad.

Así, el proyecto requirió desde la invención del término “hornódromo” hasta su diseño y construcción. Andrea Yamin, otra de las integrantes del consejo, fue la encargada de ejecutar el boceto. Según contaron desde la entidad a El Diario de La República, cada edificación de barro tendrá un metro sesenta de circunferencia, con un techo estilo quincho y una barra al costado para apoyar la comida.

Esta semana empezó su construcción y en la Comuna calculan que la fecha de inauguración será el 24 de noviembre, antes de que arranque el Pre Cosquín, y justo para abarcar todos los festivales provinciales como el de El Pescador” o el Festival del Río. Además el "hornodromo" estará disponible para escuelas o clubes que quieran utilizarlo para sus actividades.

“La idea es hacer competencias y eventos gastronómicos y populares. Concursos con igualdad de condición, porque todos van a cocinar en la misma estructura. En el horno podés hacer lo que sea. Desde carne a la masa, chivitos, asado, panes, cualquier comida”, enumeró el intendente.

Los amantes de la comida en horno de barro aseguran que las preparaciones tienen otro color, textura y sabor. Además se puede ahorrar energía, ya que están fabricados de forma tradicional con barro refractario de primera calidad, y un proceso artesanal de embocadura, con base y paredes reforzadas. (InfoGEI

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

COMENTARIOS