SAN NICOLÁS

Policía local dispara en “broma” en la cara de un amigo y le saca un ojo

Sucedió en una vivienda del barrio sannicoleño, Santa Teresita, donde un oficial de la policía local le disparó en el ojo a uno menor de 17 años con un rifle de aire comprimido. Según un testigo, el efectivo estaba jugando con el arma y se trató de un accidente. El agente se encuentra detenido mientras que la victima está internada en La Plata.

Verónica Marcantonio,  la fiscal a cargo de la investigación. Foto El Norte/InfoGEI
Verónica Marcantonio, la fiscal a cargo de la investigación. Foto El Norte/InfoGEI

La Plata, 05 Ago (InfoGEI).- El dramático hecho ocurrió días atrás en una vivienda del barrio Santa Teresita del partido bonaerense de San Nicolás, donde tres amigos tomaban mate, y uno de ellos, un policía local que estaba de civil, tomó un rifle de aire comprimido y comenzó a intimidar con el arma, supuestamente en broma.

Según consigna El Norte, el agente de repente apretó el gatillo y el impacto dio de lleno en el ojo del amigo, de acuerdo a lo expresado por el testigo que presenció el hecho, el agresor no sabía que el arma estaba cargada.

No obstante, por lo que se pudo saber, tanto el relato del testigo como el del imputado incurrirían en algunas contradicciones.

En tanto la fiscal a cargo de la investigación, la Verónica Marcantonio, quien no pudo obtener el testimonio de la víctima, a quien trasladaron a La Plata a fines de ser intervenido quirúrgicamente, pero supo por los familiares que el autor del disparo había sido un efectivo de la policía local. “La herida es catalogada como lesiones graves.

Según relata la fiscal, en el momento del hecho, el imputado, la víctima y esta persona que es testigo principal, que eran conocidos desde chicos, “estaban tomando mate, cuando en cierto momento el policía va al dormitorio del dueño de casa y toma el rifle de aire comprimido ya que solían hacer juegos como tirarle a latas. Esta persona tenía un manejo del arma, la conocía, siendo que además es funcionario policial. Toma el arma y le apunta a la víctima. Este le refiere que no le apunte, el otro insiste y ahí efectúa un disparo que impacta en el ojo”.

Atento a esto la fiscal ordenó la aprehensión del funcionario policial imputándole el delito de lesiones graves, al entender que cuanto menos “existió dolo eventual en la comisión del hecho. Por ser funcionario policial es conocedor del manejo del arma. Aun sosteniendo la hipótesis  de que no sabía que estaba cargada, no puede como funcionario desconocer la manipulación de la misma”, contó Marcantonio.

Contradicción

Aun así al momento de tomarse las declaraciones del testigo y el imputado, hubo una contradicción “El testigo asegura que estaban bromeando. Aun así el imputado refiere que hubo un forcejeo en broma para sacarse el arma, cosa que el testigo no dice. Este refiere que el policía le apuntó y le disparó. Ambos manifiestan, eso si, que no sabía que el arma estaba cargada”, contó la fiscal. (InfoGEI)Jd

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

COMENTARIOS