TUCUMÁN

“Los Salvajes”, el equipo de chicos que entrena atletismo en una calle de tierra

Luis Cuellar, profesor de Educación Física, entrena a más de 60 niños. Les inculca valores de respeto e intenta alejarlos de las drogas. Su próximo objetivo es clasificar a seis de ellos a los Juegos Evita.

Cuellar en pleno entrenamiento de “Los Salvajes”. Foto: La Gaceta/Martín Soto.
Cuellar en pleno entrenamiento de “Los Salvajes”. Foto: La Gaceta/Martín Soto.

La Plata, 17 Jul (InfoGEI).-Se autodenominan “Los Salvajes” y nacieron a metros del río Salí. Este grupo conformado por más de 60 chicos busca cambiar su propia realidad y cada día entrenan atletismo en una calle de tierra del barrio Ampliación Soldado Tucumano.

La iniciativa surgió en 2015 de la mano de Luis Cuellar, profesor de Educación Física, que hasta los 28 años vivió en una de las nueve casas de este barrio. Cada semana, el maratonista vuelve a la calle donde creció para inculcar valores como el respeto, educación y disciplina a través del atletismo.

Cuellar comenzó a trabajar junto a su hermano Francisco con cinco chicos. Luego eran 15 niños, hasta que otros se entusiasmaron con la propuesta y pasaron a ser 25 chicos. El número creció velozmente cuando en la barriada se supo que después de cada jornada de atletismo había mate cocido y tortillas.

Hasta hace dos meses la merienda era financiada por los Cuellar. Ahora, el municipio de Banda del Río Salí empezó a hacerse cargo. "Con mi hermano veíamos que entrenábamos a los chicos y que al otro día no podíamos porque estaban débiles. Se veía eso. Entonces, un día, mi mamá nos dijo que tenía mate cocido y algunas tortillas. Y eso generó que en el barrio se corriera la bola de que había entrenamiento pero que también había merienda. Ahí comenzaron a llegar más y más chicos. El objetivo era el entrenamiento, pero no se olvidaban de la merienda. Hasta llegaban con sus tazas", le contó el maratonista a La Gaceta de Tucumán.

Además, el profesor comentó que como “se mataban a piñas” decidió que el lema de “Los Salvajes” es entrenar, competir y respetar para ganar. “Sobre todo les decía que íbamos a buscar amigos, no a pelear entre nosotros. Algunos no lo aceptaban y yo los suspendía, pero antes de mandarlos a la casa les ‘lavaba la cabeza’. Les decía había que respetar a los compañeros y al profesor para progresar en la vida. Y que si se disciplinaban acá, también lo iban a hacer en el estudio. Les decía que si yo he podido estudiar saliendo de acá ellos también pueden", confiesa.

Si bien los chicos no cuentan con la indumentaria necesaria para realizar deporte, ninguna falta a las prácticas. Luis se involucró tanto con el proyecto que, además de su hermano, sumó a sus padres; a su esposa y a su suegro que es médico y hace un seguimiento del estado de salud de cada uno de los chicos. También hay colaboración de voluntarios.

Todo no fue sencillo porque algunos transas del barrio intentaron intimidar al grupo de los Cuellar por alejar a los niños de la droga. A pesar de eso, hoy llevan una convivencia en paz.

Cuellar sabe que tiene casos de extrema pobreza y ante eso no es indiferente, pues también colabora para ayudar a los chicos que más lo necesitan. "Uno de los chicos me invitó en época de frío a su casa y sólo había un colchón y una sabanita. Y yo le decía ‘¿aquí dormís vos? ¿No te hace frío?’. Y me respondía: ‘no, profe. Me pongo el bucito y la camperita y duermo’. No me acuerdo cómo hice pero les conseguí colchas. Ese chico de siete años, que era peleador y atrevido, hoy es un señorito. Parece que necesitaba contención, que alguien le dijera que puede ser alguien en la vida", recordó el entrenador de “Los Salvajes”.

El maratonista confesó que el objetivo a corto plazo es clasificar a seis chicos de 12 años para los Juegos Evita, que se realizarán en Mar del Plata en septiembre. La intención es que puedan viajar todos. Ese es el sueño, y soñar no cuesta nada…(InfoGEI) Ad

 

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

COMENTARIOS