DEPORTE AMATEUR

Un matancero participará en la en la medio Ironman en Tennessee de Triatlón

Federico Medici competirá el próximo 10 de septiembre en Estados Unidos. Además, el deportista contó cómo es su vida y cuáles son los sacrificios que realiza para poder practicar esta disciplina que combina la natación, el ciclismo y el pedestrismo.

Federico en plena acción. Foto: El1Digital/InfoGEI.
Federico en plena acción. Foto: El1Digital/InfoGEI.

La Plata, 13 Jul (InfoGEI).-Federico Medici (30), oriundo de Villa Constructora, partido de La Matanza, competirá de la competencia internacional de triatlón medio Ironman en Tennessee, Estados Unidos.

El World Championship, que combina las disciplinas de la natación, ciclismo y pedestrismo, se realizará el próximo 10 de septiembre y constará de 2 kilómetros de nado, 90 kilómetros de bicicleta y 21 kilómetros de carrera.

Al ser amateur, este tipo de disciplina requiere de mucha pasión y dedicación, algo que Medice conoce a la perfección y que practica cada día de su vida. “Hay que tener una personalidad especial, más que nada para las distancias de carrera, en donde siempre estás solo. Son muchas horas de carrera y entrenamiento, donde por momentos te duele todo y tenés que estar concentrado para mantener el pulso, los ritmos, y tener la cabeza bien para cumplir los propuesto”, contó el triatleta en una entrevista a “El día de mañana”, programa que se emite por Radio Universidad.

Además, Medice detalló que el triatlón es un deporte pero de tres disciplinas, razón por la cual el entrenamiento es complicado y desgastante. “Yo entreno entre tres y seis horas diarias todos los días, de domingo a domingo. Y va variando, porque puedo hacer cuatro horas y media de bicicleta o una y media de natación”, agregó el matancero.

En este camino de sacrificios, Federico, que es profesor de educación física recibido en la Universidad Nacional de La Matanza, trabaja de lunes a sábado en una cadena de gimnasios en Capital Federal, solventa todos sus gastos y no recibe ningún tipo de ayuda. “Renuncié a una empresa de suplementos por cuestiones de tiempo. Fue una decisión dura porque ganaba tres veces más de lo que cobro ahora, pero bueno, la pasión es así”, aseguró el deportista.

Por otro lado, el joven aclaró que se trata de un deporte carísimo, necesita remeras, calzas, zapatillas, traje de ciclismo y que las zapatillas que se utilizan tienen un valor de entre 2.500 y 3.000 pesos y que sólo duran cuatro meses. “Tengo dos bicicletas, una me la pude comprar el año pasado con mucho esfuerzo, y para que se den una idea, cada una cuesta lo que vale un auto. Y después tengo mucho gasto en comida, porque consumo entre cuatro mil y cinco mil calorías diarias, entonces en casa compramos todo en el mayorista; membrillo, queso, fideos, atún…”.

El año pasado, Federico consiguió el pasaje a la competencia que se realizará en Tennesse, luego de clasificarse posicionarse en el puesto número 13 entre 1.000 atletas, en un torneo en Punta del Este.

Lo que queda por delante es continuar con el duro entrenamiento, juntar el dinero para el viaje, hospedaje, comidas, vestimenta y demás gastos. También, por qué no, aspirar a que alguna empresa o ente municipal lo acompañe en su próximo objetivo. (InfoGEI) Ad

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

COMENTARIOS