NiUnoMenos

No le tomaron denuncia por violencia y murió apuñalado

Alfredo Tucumán agonizó ocho días en un hospital de San Juan. Su mujer dijo que se había herido cuando arreglaba un picaporte. Ahora, ella está detenida.

La familia del joven  señala a su esposa como la principal sospechosa y advierte sobre la inacción policial cuando el hombre de 28 años fue a pedir ayuda. Foto Jornada/InfoGEI
La familia del joven señala a su esposa como la principal sospechosa y advierte sobre la inacción policial cuando el hombre de 28 años fue a pedir ayuda. Foto Jornada/InfoGEI

La Plata, 24 Jun (InfoGEI).- Alfredo Tucumán acudió a la Comisaría porque era agredido por su esposa, pero los policías le dijeron: "No sea maricón". Se fue sin poder hacer la denuncia. El jueves murió en el Hospital Rawson de la capital sanjuanina tras permanecer internado ocho días por una puñalada en el pecho de la que acusan a su mujer, que está detenida.

La familia señala a su esposa como la principal sospechosa y advierte sobre la inacción policial cuando el hombre de 28 años fue a pedir ayuda.

"Ella no está loca, es una persona centrada y que tenía planificado matarlo", sostuvo la madre de la víctima. Describió que Claudia Moya, la esposa de su hijo, solía darle cabezazos y una vez había llegado a fracturarle el tabique.

Las agresiones eran habituales, según informaron familiares y amigos de Tucumán. En varias oportunidades, relatan, había ido a trabajar golpeado y su jefe le insistía con que denunciara a la mujer. Cuando lo hizo, sin embargo, los agentes de policía que debían atenderlo minimizaron la situación y lo calificaron de "maricón".

Cuando Tucumán ingresó al hospital apuñalado, el 14 de junio, fue acompañado por su esposa, quien aseguró que se había lastimado mientras intentaba arreglar el picaporte de una puerta con un cuchillo. La familia de él, en cambio, desconfió rápidamente de esta versión y la señaló como principal sospechosa.

Según informaron los medios locales, la pareja se había casado hacía pocos meses y la violencia estaba instalada desde el principio. "Ella lo celaba mucho, tenían un vínculo enfermizo y Claudia especialmente tenía celos de la hija de él", afirmó el hermano del hombre fallecido.

El juez que investiga la causa cambió la carátula a homicidio agravado por el vínculo e investigan a la esposa, que ya está detenida, como principal sospechosa del asesinato. (InfoGEI) Mg

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

COMENTARIOS