VISITA AL PENAL DE CHIMBAS, SAN JUAN

Monseñor Lozano: ''Veamos no sólo la foto de quien delinque sino la película de toda su vida''

Monseñor Lozano visitó este miércoles el Penal de Chimbas, y al igual que el el papa Francisco, le lavó los pies a 12 presos. Luego, el Obispo de San Juan al Servicio Penitenciario con una mochila, vestido de modo sencillo y con un crucifijo de plata, contó las experiencias que vivió con los reclusos durante el tiempo que compartió con ellos.

Mons. Jorge Lozano, nombrado recientemente, nuevo Arzobispo Coadjutor de San Juan de Cuyo, durante su visita al penal de Chimbas. Foto CEA/InfoGEI
Mons. Jorge Lozano, nombrado recientemente, nuevo Arzobispo Coadjutor de San Juan de Cuyo, durante su visita al penal de Chimbas. Foto CEA/InfoGEI

La Plata, 13 Abr (InfoGEI).- "Ha sido una experiencia conmovedora, detrás de cada persona hay una historia, una familia, situaciones de dolor, de dificultad. Es un rito muy particular, que en la Iglesia lo celebramos una vez al año así que tiene una densidad espiritual muy importante y para mí, como sacerdote y Obispo, es un gesto importante que me ayuda a cuestionar la vida para ver como estoy al servicio de los demás”, dijo Lozano al salir del Penal. 

Algunas de estas historias que el religioso compartió con los medios a la salida del penal, el diario Tiempo de San Juan, las publicó en su sitio web.

 "Son historias de dolor que arrancan con sufrimientos en la infancia, en los primeros pasos de la vida familiar o después. Para muchos estar alejados de sus niños es un dolor muy importante, muchos abren el corazón contando cosas acerca de sus familias. Esto es una oportunidad de abrir el corazón al hermano, para poner el hombro y acompañar, alentar y sostener y dar una palabra de aliento, de esperanza, de consuelo”, señala. 

También, Lozano les dio un mensaje a las familias de los reclusos, que aguardaban en la puerta ver a sus seres queridos. "A las familias les pido que sepan que son muy necesarias. La esposa, la mamá, los hermanos son para el varón muy fuertes en cuanto a necesidad. No hay que perder el vínculo con la familia, es muy importante y fortalecerlo todo lo que se pueda ya que es lo que ayuda a recomponer los vínculos sociales”, indicó. 

Es común leer en las redes sociales pedidos de venganza contra los delincuentes, muchos incluso piden la pena de muerte. Ante este clamor, Lozano se expresó diciendo: "El clamor de justicia es un clamor muy legítimo y es muy importante y hace falta que lo veamos en el conjunto de los derechos de la vida de las personas”, remarcó.

“Cuando uno experimenta una agresión, violencia en un robo o incluso una muerte, es un dolor muy profundo y uno sabe que un año o cinco años más de cárcel para el delincuente no logran a la familia que sufre, calmarle el dolor. Cuando uno pide justicia, lo que está haciendo es pedir que nos cuidemos más entre todos y que nadie vuelva a la calle sin estar debidamente preparado para la reinserción en la vida laboral, social. Lo importante es que como sociedad veamos no solo la foto de quien delinque sino ver la película de toda su vida”.

“Hay que ver como este conflicto con la ley, este hecho de que quien delinque vulnera otros derechos tiene muchas veces una historia de derechos vulnerados. Muchos no han tenido un derecho adecuado a la educación, a la alimentación, muchos han sido abusados en la escuela o en su propia casa y ninguna cosa de estas justifica un hecho de violencia pero nos hace entender que nos tenemos que ocupar como sociedad de todos los derechos y ver como logramos que haya un trato más equitativo y cordial”.  

Monseñor informó sobre las tareas que están realizando sacerdotes en villas de Buenos Aires y los buenos resultados en cuanto a prevención. "Un grupo de sacerdotes que trabajan en villas de emergencias en Buenos Aires a partir de una tarea muy linda que están realizando con niños y adolescentes hicieron el cálculo de la cantidad de delitos acompañando a niños y adolescentes para que no estén en riesgo de delito, sino dándoles educación, deportes, cultura, posibilidades, de encuentro con otros. Realmente la prevención del delito tiene que ver con cómo cuidamos a los niños y los adolescentes”, concluyó. (InfoGEI)Jd

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

COMENTARIOS