CAÍDA DE LA INDUSTRIA

En los últimos 15 meses cerraron 50 talleres metalúrgicos en La Matanza

Son datos relevados por la UOM local, desde diciembre de 2015 hasta marzo de 2017. Como consecuencia de ello, 371 trabajadores fueron despedidos. La producción cayó un 30 por ciento en el distrito.

El cierre de 50 talleres en La Matanza fue por la caída de la demanda interna y la apertura de las importaciones. Foto La Matanza/InfoGEI
El cierre de 50 talleres en La Matanza fue por la caída de la demanda interna y la apertura de las importaciones. Foto La Matanza/InfoGEI

La Plata, 13 Abr (InfoGEI).- El sector metalúrgico es uno de los pilares de la actividad industrial en La Matanza y, por eso, funciona como termómetro de la situación productiva del Distrito. Si, hoy, se evalúa la postal que devuelve a nivel local, se evidencia que la recuperación no parece cercana.

Consultado por El1 Digital, el secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) matancera, Hugo Melo, aseguró que, desde 2016, “la producción cayó entre 30 y 35 por ciento con respecto a 2015” y que “cerraron 50 talleres” por la caída de la demanda interna y la apertura de las importaciones.

 “La realidad habla de que la situación no es buena: tenemos fábricas que producían 8.000 toneladas por mes y, ahora, producen 6.000. Eso demuestra que el poder de compra no se ha recuperado y que las importaciones han golpeado fuertemente a sectores que van desde la línea blanca hasta los que se dedican a producir hierro para la construcción”, evaluó el referente sindical, para quien el sector que representa es de los más golpeados, “junto a los rubros textil y de calzado”.

Según el portal de noticias, La Matanza, desde principios de año, diversos conflictos del sector derivaron en pérdidas de puestos de trabajo: en los primeros días de enero, 22 empleados de las empresas Ematec y Kratchovill –ambas de los mismos propietarios y ubicadas en Lomas del Mirador- quedaron en la calle tras el cierre sorpresivo de las empresas que se dedicaban a la producción de equipos de gas para la empresa Galileo. Los trabajadores no accedieron ni siquiera a la indemnización correspondiente ni a los cuatro meses adeudados desde el año pasado y están en medio de una disputa judicial.

A este escenario, el 23 de febrero, se sumó la empresa Laminación Gorriti, de La Tablada, que, tras varias décadas produciendo laminados de cobre, se presentó en quiebra y dejó a 20 desocupados que todavía no cobraron lo que les corresponde y, al cierre de esta edición, cumplían un mes tomando la fábrica.

“Perdimos contacto con el dueño y tomamos la planta para que no la vacíen y asegurarnos de cobrar algo en algún momento“, aseguró David Barrios, delegado de los trabajadores.

Las historias de este estilo se repiten en varios rincones del Distrito. De acuerdo a Melo, desde enero de 2016, ya cerraron 50 talleres, lo que dejó a 371 desocupados, a los que se suman otros 300 despidos “por goteo” en distintas fábricas, además de 700 suspensiones. (InfoGEI)Jd

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

COMENTARIOS