LA POLICÍA SANTAFESINA EN LA MIRA

Denuncian nuevo caso de violencia institucional en un barrio Toba de Rosario

Aseguraron que un operativo “puso en riesgo la vida e integridad” de los habitantes del lugar, en el cual fueron detenidos menores de edad. Una joven lesionada pasó seis horas en una comisaría antes de recibir asistencia. Se iniciaron causas a agentes y al médico policial.

El traslado de la mujer lesionada. Foto Vía Rosario / InfoGEI
El traslado de la mujer lesionada. Foto Vía Rosario / InfoGEI

La Plata, 03 Abr (InfoGEI).- Vecinos del barrio Qom de Rouillón y Maradona, ubicado en la zona sudoeste de Rosario, denunciaron que en la mañana del domingo la policía santafesina realizó un violento operativo en el que fueron detenidos y golpeados jóvenes, mujeres y niños.

Según pudo saber Redacción Rosario, de acuerdo a los testimonios de los lugareños, los agentes “quisieron detener violentamente” a un grupo de integrantes de una cooperativa y, ante la intervención de los vecinos, numerosos patrulleros y uniformados ingresaron a las viviendas, efectuaron disparos, golpearon y detuvieron a 14 personas.

Por su parte, desde la Escuela N° 518 “Carlos Fuentealba” emitieron un comunicado en el que responsabilizaron a la policía santafesina porque “puso en riesgo la vida e integridad” de los habitantes de Rouillón al 4300. “Los procedimientos prepotentes y abusivos son moneda corriente en el barrio y ello nos es subrayado a diario en nuestra escuela”, manifestaron.

Además de los reclamos por la detención ilegal y el maltrato hacia integrantes de la comunidad Qom, se dio a conocer un video para denunciar que una joven –que había sufrido traumatismos pasó seis horas detenida en la comisaría 19 hasta que la trasladaron a un hospital.

Estos relatos chocan con las dos versiones oficiales brindadas: que había habido una denuncia al 911, como se dijo inicialmente, y que los agentes estaban ejecutando un operativo de rutina y fueron “atacados por una turba”, según una información posterior.

En tanto, el fiscal Ponce Asahad –que investiga el hecho- visitó a los detenidos y constató que algunos “estaban con golpes”, lo cual contrasta “con el informe del médico legal”. Por tanto, ordenó “la formación de una causa al médico de la policía por los eventuales delitos de encubrimiento, falsedad ideológica de instrumento público e incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

En diálogo con FM Gran Rosario 88.9, también señaló que inició causas a policías que intervinieron en el hecho, mientras que luego de tomar declaraciones hasta la madrugada de este lunes, fue ordenando la libertad de los apresados. (InfoGEI) Ga

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

COMENTARIOS