POR LA CAIDA DE LAS VENTAS

La industria confeccionista de Pergamino se derrumba y pide cambios

La recesión que afecta el consumo, el ingreso de mercadería importada a bajo costo y las altas cargas impositiva, confluyen para que este sector, que es motor del movimiento económico de Pergamino, se vea en una situación agobiante. Hasta 2015 contaba 6.500 puestos de trabajo. En el último año se perdieron casi 2000 directos del sector.

La Asociación de Confeccionistas de Pergamino, pide urgentes medidas para revertir este escenario temerario para decenas de empresarios y miles de obreros de la confección. Foto La Opinión/InfoGEI
La Asociación de Confeccionistas de Pergamino, pide urgentes medidas para revertir este escenario temerario para decenas de empresarios y miles de obreros de la confección. Foto La Opinión/InfoGEI
En el último año se perdieron casi 2000 puestos de trabajo sólo del sector de confeccionistas. Foto Primera Plana/InfoGEI
En el último año se perdieron casi 2000 puestos de trabajo sólo del sector de confeccionistas. Foto Primera Plana/InfoGEI

La Plata, 25 Feb (InfoGEI).-  La situación de la industria confeccionista de Pergamino, uno de los pilares de la economía local, ingresó en una crisis que preocupa tanto a empresarios como trabajadores del rubro.

Según la Asociación de Confeccionistas de Pergamino, “hasta hace poco más de un año se contaban 6.500 puestos de trabajo y se estima que de manera paulatina -al estilo goteo, ya se perdió el 30 por ciento del empleo”, consigna La Opinión de esta ciudad.

Los confeccionistas aseguran que de no haber un cambio de rumbo urgente que favorezca a la industria nacional, “peligran todas y cada una de las fábricas y, consecuentemente, la totalidad de los empleos”.

Son varios los motivos que confluyen para que este motor de la economía local se haya sumergido en la crisis. Si bien la apertura de importaciones es una de las causas, tal vez no sea la principal como podría simplificarse en un análisis somero.

Hay, además, una asfixiante carga impositiva y elevados costos laborales –situación que es generalizada en la actividad económica de Argentina en un contexto claramente recesivo de la economía nacional. Puntualmente decayó el consumo a niveles preocupantes y, consecuentemente, las fábricas no tienen demanda.

Hace más de un año que comenzó a vislumbrarse este panorama, que hoy está absolutamente claro: sin el apoyo del Estado, es inviable la industria confeccionista nacional, que en Pergamino tiene tal vez su principal polo, porque las principales marcas que se comercializan en el país son producidas en talleres de nuestra ciudad.

Pedido de medidas

La Asociación de Confeccionistas de Pergamino inició un derrotero con el fin de plantear esta situación y pedir medidas que tiendan a revertir este escenario temerario para decenas de empresarios y miles de obreros de la confección.

“Pergamino es una ciudad de las que más sufre el problema coyuntural de 2016 y lo que va del 2017”, aseguró a La Opimión, Carlos Elizalde, presidente de la Asociación de Confeccionistas.  

“Nuestra industria, la de Pergamino, es una industria de confección. Después de toda la transformación que existió en los últimos 20 años de la industria confeccionista, hoy Pergamino confecciona para terceros, para ‘fasón’ o vende el producto terminado a marcas nacionales; este es el concepto con el que se trabaja en Pergamino”, explicó Elizalde, que el viernes participó de una serie de reuniones con autoridades de los ministerios de Trabajo y de la Producción de la Provincia de Buenos Aires.

Contracción del mercado

“El mercado tuvo una reducción muy importante desde fines de 2015 hasta principios de 2017; una gran contracción. A eso hay que agregarle que Pergamino es muy fuerte en el mercado de jean, recordando que los mejores confeccionistas de Latinoamérica están en Pergamino por su calidad, por su eficiencia, por la inversión, y por eso se convirtió en el productor de las principales marcas argentinas de jean”.

Elizalde precisa que “mientras hubo importación, en los años anteriores, de mercadería que venía de Asia, de China y de otros lugares, no lo afectaba a Pergamino porque la ciudad no produce ese tipo de jean, sino que confecciona para otro ‘target’ (sector del mercado), otras marcas. Pero ahora desde Paraguay empezó a ingresar mercadería a la Argentina en dumping, con mano de obra paraguaya, que perjudica notoriamente a nuestra industria”, señaló el presidente de los confeccionistas.

Gestiones

Con respecto a las gestiones que están haciendo desde la Cámara de Confeccionistas, Elizalde dijo: “Lo primero que hicimos es entregarle un documento al intendente municipal, estamos pidiendo el apoyo del Gobierno, para comentarle cuál es la situación y si la ayuda proviene del Municipio, de la Provincia o de la Nación. Lo segundo es algo que ya habíamos pedido al Municipio que era suspender por seis meses la Tasa de Seguridad e Higiene; luego que nos acompañe a la Provincia, al Ministerio de Trabajo y a la Subsecretaría Pyme, y quisiéramos llegar a contarle la situación de la industria de Pergamino al presidente Macri, por eso necesitamos al apoyo y el acompañamiento del Municipio”.

En ese sentido informó que “el viernes tuvimos una reunión con la gente de los ministerios de Trabajo y de la Producción de la Provincia de Buenos Aires, y nos acompañó el doctor Mariano Sosa Beláustegui, delegado del Ministerio de Trabajo en Pergamino, que conoce muy bien el sector y ha entendido muy bien la problemática.

El intendente Javier Martínez nos confirmó la baja en la Tasa de Seguridad e Higiene, y hemos pedido si la semana que viene podemos tener una reunión con Francisco Cabrera, el ministro de la Producción de la Nación. (InfoGEI)Jd

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

COMENTARIOS