SIN ESCRÚPULOS

Un ex sacerdote del Instituto Provolo de Italia reconoció que enviaron al país a curas abusadores

El ex miembro religioso que formó parte de la institución educativa en la sede de Verona, indicó a través de un vídeo que a la Argentina fueron destinados varios sacerdotes abusadores.

Hace unos meses en el Provolo de Mendoza se denunciaron abusos. Foto Archivo
Hace unos meses en el Provolo de Mendoza se denunciaron abusos. Foto Archivo

La Plata, 18 Feb (InfoGEI).- "Estaba Don Turati, él también hacía estas cosas y luego lo mandaron a América. A Argentina, a Argentina", reconoció en un video de 13 minutos publicado por el sitio fanpage.it el ex sacerdote Eligio Piccoli, uno de los 24 acusados de abusos en las décadas de 1960 a 1980 en el Provolo de Italia, en referencia a otro de los acusados, ya fallecido, Giovani Turati.

"En la época" los abusos eran una cosa común, reconoció Piccoli en el video que obtuvo un periodista que se le acercó simulando ser un antiguo estudiante del Provolo.

El escándalo del Instituto Provolo vio la luz en Italia cuando en 2009 un grupo de 67 ex alumnos de la institución para sordomudos del norte de Italia denunció haber sido víctima de abusos sexuales por parte de religiosos, entre ellos Nicola Corradi, imputado por delitos similares en el Instituto Provolo de Mendoza.

De hecho, uno de los testimonios lo acusa de los mismos abusos en Verona, donde trabajó hasta 1972.

La denuncia apunta a que más allá de los abusos, se había establecido un circuito, como el que reconoce Piccoli, en el cual los sacerdotes acusados de abusos en Italia eran enviados a otros países, incluida Argentina.

"¿Sexo?", le preguntó el periodista, quien luego de la respuesta afirmativa del ex sacerdote, vuelve a preguntar si incluso había "sodomía". "Sí, es sodomía la que hay", agregó Piccoli, a quien dos jóvenes sordomudos denunciaron que los abusó y que actualmente vive en una estructura vaticana en Negrar, cerca de Verona. (InfoGEI) Mg

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

COMENTARIOS