SIN AVANCES EN LA CAUSA

Para la familia de Sofía Santillán, el detenido por el crimen “es un perejil”

La Fiscalía de Mercedes tiene hasta el 13 de febrero para pedir que siga en prisión o desestimarlo como autor del asesinato de la joven trans, el pasado 23 de diciembre. Para la madre de la víctima, el hombre “no tiene nada que ver” y en cambio apunta a una amiga de la víctima y un cliente.

“Hay muchas cosas que no cierran”, sostuvo Espíndola. Foto Nuevo Cronista / InfoGEI
“Hay muchas cosas que no cierran”, sostuvo Espíndola. Foto Nuevo Cronista / InfoGEI

La Plata, 08 Feb (InfoGEI).- Familiares de Sofía Santillán, la joven trans asesinada el pasado 23 de diciembre en la ciudad de Mercedes, siguen sosteniendo su disconformidad con la línea investigativa que tomó la causa, a cargo de la UFI N° 3.

En diálogo con Nuevo Cronista, su mamá, María Fernanda Espíndola, sostuvo que Juan Carlos Celis, de 36 años, quien está detenido bajo sospecha de ser autor del crimen, “es un perejil” y puso énfasis en el hecho de que las pruebas no terminan de ser definitorias.

En cambio, la mujer pide que se investigue a una amiga de Sofía, también trans, con la que habría discutido unos días antes. “Hay muchas cosas que no cierran”, sostuvo Espíndola, al tiempo que resaltó que “yo lo planteé al fiscal, pero no se avanzó sobre eso. Ahora se lo comenté al abogado y a partir del lunes se va a poner al tanto de la causa. Nunca pidieron las llamadas de teléfono, hay cámaras de seguridad en la zona y no está claro si las pidieron o no”.

Según pudo saber días atrás, al reunirse con funcionarios judiciales, hasta el momento la investigación se encuentra a la espera de una serie de informes, y aunque el sospechoso no fue apoyado por testigos respecto de lo que hizo aquel 23 de diciembre, en las ruedas de reconocimiento solo una persona lo reconoció.

Celis está detenido tanto por este hecho como por encontrarse prófugo de la justicia al no retornar de una salida transitoria al penal donde estaba alojado. Sin embargo, la Fiscalía tiene hasta el 13 de febrero plazo para pedir al Juzgado de Garantías N° 3 que la detención pase a ser una prisión preventiva en el marco de esta causa, pedir prórroga por alguna otra prueba que se presente o bien desestimarlo como autor material del crimen, precisaron al medio local.

En cuanto a la sospechas que tiene, Espíndola contó que Sofía y su amiga se pelearon tiempo antes de su muerte con un cliente porque “quería estar con mi hija y con ella no. Creo que le tenía mucha envidia”. También llama su atención que “esta persona se desdijo un montón de veces” y su ausencia en las movilizaciones que se hicieron por Sofía. “Todas las amigas estuvieron menos ella”, confió la mujer.

“Ese viernes, a las diez de la noche, Sofía tenía una cita con este sujeto. Mi hija entró a esa hora a ese predio. Y ella, su amiga, la vio entrar a mi hija a esa hora y después no la vio salir más. El domingo mandó ella un mensaje a las hermanas de mi hija en Azul, para ver si Sofía estaba acá. Recién ese día mandó un mensaje y el lunes ella fue la que encontró el cuerpo, cuando era como las siete de la tarde. Sabía muy bien esa noche con quién se iba mi hija. Ese mismo cliente había querido tener una fiesta con otra de las chicas y ella no quiso”, remarcó.

Finalmente, cerró: “Para mí hay gato encerrado. Ojalá me equivoque y no quiero pensar que la policía está metida en todo esto. Hay muchas contradicciones. Además, en la noche se conocen todos. Todos saben quiénes son los clientes. A mí me demostró que tiene la cola sucia”. (InfoGEI) Ga

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

COMENTARIOS