INFORME ESPECIAL

Se viene en la Provincia el debate por la reforma electoral

El oficialismo prepara para las próximas semanas el lanzamiento del proyecto de reforma electoral. Su eje central será la incorporación de la Boleta Única Electrónica, y contará con otros puntos como el límite a la reelección indefinida de intendentes, el re-ordenamiento del mapa electoral bonaerense y una mayor inclusión de los extranjeros.

 

El gobierno bonaerense aguardará que esta semana la Nación presente su proyecto de reforma política. Y con esos lineamientos saldrá a plantear los cambios que buscará concretar para que empiecen a regir, en lo posible, en las elecciones del año próximo en la Provincia.

Ese debate posiblemente sea el centro de las discusiones legislativas durante buena parte del segundo semestre del año. Es que el gobierno bonaerense pretende un debate que abarque distintos sectores políticos y sociales.

“La idea es sacar el debate a la calle”, graficaron desde el Ejecutivo, que se han puesto ese objetivo luego de dar un paso clave en la Cámara de Diputados para limitar las reelecciones de intendentes, legisladores y concejales.

La idea oficial es que este tema comience a debatirse luego de las vacaciones de invierno, con la idea de que sea aprobado antes de fin de año.

Incorporación de Boleta Única Electrónica

Se sabe que uno de los cambios que se buscará introducir tiene que ver con la eliminación de las boletas sábanas, un mecanismo que viene generando críticas y denuncias en cada turno electoral. Por costoso -se imprimen varios padrones para repartir las listas casa por casa y tener resto para reponer en el cuarto oscuro-, y porque allana el camino para generar irregularidades, la más común el robo de papeletas, la idea central es reemplazarlo por la boleta única electrónica.

De prosperar este sistema, la selección de candidatos se hará en la pantalla de una computadora que permitirá la impresión de una boleta de papel con registro digital del voto. Un sistema parecido funciona en Santa Fe y se usó en los últimos comicios desarrollados en capital federal.

En la Provincia se manejan varias hipótesis de trabajo. Es que si bien se buscará imitar lo que disponga la Nación, el territorio bonaerense presenta sus propias complejidades y quizás haya que ir hacia una puesta en marcha parcial de la reforma.

Una de las alternativas en danza es seguir usando las sábanas en las Primarias y recién en las generales de octubre ir hacia la boleta electrónica. Esto tiene que ver con que en los distritos más populosos se presenta gran cantidad de listas en las Paso, lo que dificultaría que “entren” todas esas nóminas en la pantalla. Como luego de las Primarias los candidatos se depuran, en las generales se haría más fácil la aplicación del nuevo sistema.

No son las únicas variantes que se estudian. Se habla de una posible modificación de la ley de Primarias para que sean “cerradas”. Así, el elector sólo podría votar por uno de los frentes y no sería autorizado a cortar boleta. Una tercera alternativa sería imitar la decisión nacional y su reforma, para que sea sólo de aplicación en algunos distritos.

Límite a la reelección indefinida

Otro de los puntos más importantes y que ya se encuentra en tratamiento es el de limitar a dos mandatos las reelecciones de intendentes, legisladores y concejales, que hasta ahora eran indefinidas.

“Durante décadas han sido reelectos y eso lleva a una injusta competencia de un vecino que quiera participar en la vida política. Hace muy difícil hacerlo contra aquellos que son profesionales del tema y tienen varios mandatos en el ejercicio de su mandato”, explicó Miguel Saredi uno de los funcionarios que trabajan en la reforma.

Incorporación de extranjeros

Otro de los puntos de la reforma provincial será una mayor incorporación de los votantes extranjeros. Lo que se buscará es “compatibilizar” el padrón electoral de la Provincia con la información de Migraciones.

“El extranjero primero tiene que tener su DNI y después debe estar inscrito en los padrones nacionales que están en La Plata. El primer tema es nacional, el segundo es provincial. Muchas veces esto hace que haya determinada cantidad de inmigrantes que tienen documento, pero no están en el padrón, o sea, no tienen derecho de votar. Esto ampliaría los derechos civiles de los extranjeros, los cuales han sido un número importante en las últimas elecciones”, detalló Saredi.

Re-ordenamiento del mapa electoral

En la Provincia de Buenos Aires también se buscará re-ordenar el mapa electoral, con nuevos circuitos de votantes. Según Saredi, los que existen en la actualidad “son muy extensos y en ocasiones a la gente le queda muy lejos de su domicilio el ir a votar”.

Mediante este re-ordenamiento también se buscará eliminar la práctica del “voto golondrina”. El funcionario explicó que en las elecciones de octubre pasado han detectado “cambios de domicilio masivo”, indicó Saredi. 

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

COMENTARIOS