INFORME ESPECIAL

Menores victimas de femicidio: una realidad en alza en Buenos Aires

En el periodo 2008-2015 se contabilizaron 124 asesinatos de chicas menores de 18 años. En lo que va del año hubo tres casos resonantes en provincia de Buenos Aires: en Bahia Blanca, Ramos Mejia y Carlos Casares, tres chicas de entre 12 y 18 años fueron asesinadas por su condición de mujeres.

 

La semana pasada Bahía Blanca fue noticia por la aparición del cuerpo sin vida de un nena de 12 años, que hacía más de un mes que se encontraba desaparecida. Micaela Ortega, volvió a poner en el foco del debate la problemática de lo femicidios en menores de edad.

Según, el Observatorio de Femicidios, perteneciente a La Casa del Encuentro, en el periodo 2008-2015 se contabilizaron 124 asesinatos de chicas menores de 18 años. Alguno de los casos más resonante fueron: Lola Chomnalez, Melina Romero, Angeles Rawson, Candela Rodriguez.

Según el observatorio, durante esos seis años hubo 124 adolescentes asesinadas de entre 13 y 18 años víctimas de femicidios, según datos recabados de los medios impresos, lo que equivale a 21 en promedio cada año. Pero la cifra real podría ser ampliamente superior, porque en variadas ocasiones no se indica la edad de la víctima.

La historia de Mica

El sábado a la noche, la familia de Micaela Ortega –la chica de 12 años desaparecida en Bahía Blanca desde el 23 de abril– recibió la noticia de que el cuerpo de su hija había sido hallado en un monte, en las afueras de la ciudad. Por el crimen fue detenido un joven de 26 años que la habría engañado a través de un perfil falso en Facebook.

Fuentes del caso confirmaron que el acusado tiene una condena por daño y lesiones que cumplía en el Penal de General Roca, en la provincia de Río Negro. Sin embargo, por buena conducta, le habían otorgado el beneficio de salidas transitorias. En diciembre de 2014, el hombre abandonó la cárcel durante un fin de semana y nunca regresó. Los investigadores creen que tras ese episodio el sospechoso se fugó a Bahía Blanca.

Tras varios días de incertidumbre, el fin de semana se hallaron algunas prendas de la nena y luego el cadáver. La víctima estaba vestida como aquel 23 de abril que se fue de casa. Según la autopsia, fue estrangulada con una remera y golpeada en la cabeza. No tenía signos de haber sido abusada. Los peritos determinaron que el ataque habría ocurrido el mismo día en que su mamá denunció la desaparición.

Según las investigaciones, el acusado contactó a Micaela a través de un falso perfil de Facebook, de los varios que tenía abiertos. Para entablar un vínculo con la víctima, se habría hecho pasar por otra nena de 12 años. Así habría logrado convencerla de que dejara su casa para luego asesinarla.

El caso de Florencia

El caso de Florencia no fue menos estremecedor. La chica de 14 años apareció junto a una amiga de 26, violada y estrangulada en una casa de Ramos Mejia.

El episodio fue descubierto en un depósito de la Avenida de Mayo al 2080, en inmediaciones del predio del Colegio Don Bosco, cuando efectivos policiales buscaban a María Soledad Ramos, la mayor de las víctimas y madre de dos chicos de 7 y 9 años, a los que no había ido a buscar a la salida de la escuela en horas de la tarde. En consecuencia, los docentes dieron cuenta a la Policía y ofrecieron el dato del domicilio que tenían registrado en la ficha de inscripción de los alumnos. Al llegar al lugar, los uniformados encontraron la puerta cerrada con llave y candados, decidieron forzarla y de inmediato, descubrieron los cadáveres.

Tras una serie de averiguaciones entre los vecinos, se estableció que el galpón contaba con un sereno, Cristian Héctor Perrone (de 43 años), que vivía en una pieza del fondo y al que varias personas habían visto salir, horas antes, "con un notable apresuramiento". Perrone fue detenido en La Pampa, mientras hacia dedo enla ruta en un intento por escapar al sur de nuestro país.

La historia de Marianela

Marianela Colman fue hallada asesinada y con signos de haber sido abusada sexualmente, en un tambo donde trabajaba, en el partido bonaerense de Carlos Casares.

El cadáver golpeado y degollado de Colman fue hallado semienterrado en un pozo, tapado con chapas, pasto y bidones vacíos, en un sector destinado a los residuos la estancia "El Broquel", ubicada a la altura de la ruta nacional 5, en el oeste de la provincia de Buenos Aires.

Los policías del Comando de Prevención Rural (CPR) y de bomberos que rastrillaban el campo llegaron a ese lugar al seguir unas huellas de arrastre y encontraron el cuerpo descalzo, semidesnudo y boca abajo.

De acuerdo a los voceros, la Policía había comenzado la búsqueda cuando una hermana de Colman denunció que no tenía noticias de ella desde el sábado, cuando la joven terminó sus tareas laborales en el tambo de la estancia, donde también tenía su vivienda, ubicada a unos 600 metros de donde finalmente se la halló asesinada.

En tanto, el informe preliminar de la autopsia reveló que la joven fue degollada, enterrada en el barrio en un pozo con agua estancada, y presentaba fracturas y hematomas en la zona facial y craneana.

El detenido confesó ante la Policía haberla matado por "despecho". "La maté porque me ignoraba", le dijo el acusado a los efectivos que lo apresaron.

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

COMENTARIOS